Tres cosas que toda persona exitosa debería hacer antes de las 8AM

Estar atento, darse cuenta y hacerse cargo

Catalina Demidchuck

Catalina Demidchuk

Politóloga, maratonista y hacker

Anterior

Siguiente


«Estar atento, darse cuenta y hacerse cargo», mi papá nos repite esta frase a mis hermanas y a mi desde hace mucho tiempo. Claramente no soy experta de lo que hablaré en ésta y otras posibles siguientes entradas, pero el tema realmente me interesa, preocupa y ocupa: durante los últimos años estuve muy atenta y descubrí cosas que en lo personal me han dado mucha satisfacción y me han ayudado a organizar mi tiempo. No sólo logré conseguir más objetivos durante el día, sino que también soy más feliz.

«Al que madruga dios lo ayuda», para nada es nueva la idea de que despertarse temprano y tener un buen inicio del día puede transformar los objetivos que nos tracemos durante la jornada. Sin embargo, es muy importante identificar qué nos sirve en lo personal, para esforzarnos en hacerlo.

Desde mi experiencia les comparto tres cosas que cualquier persona debería hacer antes de las ocho de la mañana: 

Sonríe treinta segundos frente al espejo.

Es increíble la diferencia que podemos lograr en nuestro día si comenzamos con buenas vibras e inspiración matutina. Despertarse, mirarse al espejo y sonreír durante treinta segundos, por más ridículo que suene, transforma la manera en la que iniciamos nuestro día. Como sabemos, el comienzo siempre suele ser lo más importante; reconocer tu cara y saber cómo se representa visualmente la buena actitud, te hará tener escalofríos y te inspirará durante el día.

Prepárate un desayuno desintoxicante.

Durante la noche nuestro cuerpo genera un proceso natural de desintoxicación, en el que intenta reconstruir tejidos, descansar músculos y eliminar toxinas. ¿Has notado tu orina más oscura en la mañana? ¡A eso se debe! Otro ejemplo claro es nuestra piel, de allí deriva la diferencia entre las cremas de noche y las cremas de día. Durante el día la piel actúa con mecanismos de defensa, y en la noche se regenera y repara. Cuando nos despertamos hay que impulsar a que nuestro cuerpo continúe con el proceso de desintoxicación natural. Unas mañanas con fruta y otros verdes, nueces, almendras y algo de avena, te llenarán de energía y permitirán que tu cuerpo deseche todo aquello que no necesita. Pruébalo una semana y notarás la diferencia. 

Anota tus metas del día, distingue entre next actions y waiting for.

Antes de iniciar la jornada laboral, es importante tener muy claro qué se quiere lograr durante el día. De esa lista de metas hay que derivar una que identifique las próximas acciones concretas que debes hacer, desglósalas en actividades que puedas cumplir en menos de 15 minutos, esto te ayudará a no perder el foco. Posiblemente algunas de tus metas se vean obstaculizadas por tareas de tus compañeros, clientes, etc. Haz una lista de waiting for donde tengas muy claro qué requieres de los demás, esto hará que no te detengas en ningún momento, además de darte claridad sobre las actividades que si puedes completar y cuáles están detenidas fuera de tu control.

Creo que la vida no se trata de tener siempre en la mano un manual de instrucciones, pero sí de estar atentos a qué nos hace felices. Aprovechar nuestro tiempo puede ser una muy buena forma de lograrlo.

Siguiente


Sugiere un tema