Tres habilidades fundamentales para ser relevante profesionalmente en tus veintes

En este nuevo mundo, hay algunas herramientas que te acortarán caminos y te harán destacar por encima de todos los otros millennials que también, como tú, quieren cambiar el mundo.

Andrés Oliveros

Andrés Oliveros

Storyteller. Andrés es -mejor dicho, fue- abogado y escribe cuando tiene tiempo libre.

Anterior

Siguiente


Tres habilidades fundamentales para ser relevante profesionalmente en tus veintes

Salvador Alva, presidente del Tecnológico de Monterrey, me dijo hace dos semanas en su oficina abierta: «La gente joven no va a querer trabajar en empresas grandes donde todo está establecido, medido y sistematizado. Los millennials quieren trabajar en empresas que se comprometan con un propósito trascendente, y si no las encuentran las van a crear». 
 
En este nuevo mundo, hay algunas herramientas que te acortarán caminos y te harán destacar por encima de todos los otros millennials que también, como tú, quieren cambiar el mundo. Te paso tres que a mí me han servido más que haber estudiado una carrera de negocios (ojo: estudié derecho, no negocios): 

1. Saber escribir

La cita con Salvador la conseguí porque le mandé por email un ebook que escribimos los de Astrolab (Motivo). «El libro está extraordinario», me contestó. «Le he pedido a mi gente que los busque para ver qué podemos hacer juntos». No es el primer caso de éxito derivado de lo que escribimos. En el 2012, conseguimos nuestra primera cita seria de ventas con Oxxo a raíz de un post de Óscar, con quien empecé Astrolab. ¿La segunda cita? También a raíz de un post de blog, en este caso con Proeza. 
 
Un par de años después y después de enviarle más de diez artículos que según yo le llegaban al junk mail un director de Farmacias del Ahorro me confesó que siempre enviaba mis artículos a otros directores de la organización.  
 
Escribir no ha pasado de moda ni va a pasar. Por más que la conversación oral virtual (teléfono, Skype, voice notes, etc.) se masifique, escribir nos hace ordenar las ideas que inundan desordenadamente nuestro (in)consciente. 

2. Saber hacer preguntas

Hacer preguntas es más importante que hablar bien. ¿Por qué? Porque la atención es finita, y por más que seas el mejor orador del mundo, necesitas entender a los que te rodean (socios, inversionistas, clientes, empleados, proveedores, hasta la pareja y el peluquero) antes de empezar a hablarles. Pocas herramientas son tan efectivas para escuchar a los demás como hacer buenas preguntas. 
 
Te mega recomiendo el libro Power Questions de Andrew Sobel (cuesta diez dólares para su versión en Kindle). Cuando Shawn ?mi mentor australiano? me lo recomendó hace tres años, me dijo: «Este libro te va a adelantar diez años en tu carrera como consultor». 

3. Saber contar historias reales

Hace unos días escuché a alguien decir: «El storytelling ya está pasando de moda. Ahora vienen otros temas». En caso de que eso sea cierto, pienso lo siguiente: el storytelling no es una moda. Es una habilidad básica de la persona que quiere ser líder. ¿Quieres inspirar a otros? Aprende a contar buenas historias y narrativas orales. 

Estas tres herramientas me ayudaron a dar un cambio de carrera en mis veintes: de abogado a consultor en comunicación estratégica. ¿Lo mejor de todo? Que lo poco que sé lo he aprendido leyendo, hablando con gente que ya las domina y equivocándome. Es decir, que están al alcance de todas y todos. 

Siguiente


Sugiere un tema