Para encontrar la felicidad en tu desarrollo profesional, hay que probar, probar y probar

Prueba, prueba, prueba

Rocío Diaz

Rocío Díaz

Regia Observa Rutas - Blog Emprendedor

Anterior

Siguiente


Para encontrar la felicidad en tu desarrollo profesional, hay que probar, probar y probar

Cuando estudié la carrera nunca fui de las personas que acostumbraba a tomar alcohol? no me gustaba. Encontré mis ?gotas favoritas de la felicidad? cuando tenía 23 años, justo también cuando descubrí mi pasión profesional. En ambos casos, lo que me llevó a eso fue una serie de experiencias probando. 

Típico que las primeras experiencias de fiesta tomas lo que la mayoría prefiere. Digo, estás probando? Vodka, Tequila, Bacardi, litros? a mi nada de eso me gustaba, de hecho, me sabía muy feo. Mi conclusión tras ese breve deleite fue que yo no estaba hecha para eso, y por varios años me quedé con esa idea. 

Por otro lado, aún y cuando comencé a trabajar desde que tenía 19 años, no fue sino hasta los 23 que entendí y conecté mi verdadera pasión: el desarrollo económico de Latinoamérica a través de las comunidades proemprendimiento y los movimientos de conciencia directamente detonados por personas increíbles. 

Para llegar a eso, pasé varios años conociendo distintas áreas relacionadas a la carrera que estudié, la cual admiro y respeto pero que al día de hoy no me llena de felicidad (¿qué hacer cuando, a finales de la carrera, te das cuenta que tu carrera no te gusta? Eso te contaré en un post a futuro). Pensaba que "lo mío, lo mío, lo mío, lo mío" era el rock, luego pensé lo mismo de las causas sociales y las fundaciones; me introduje tanto en empresas de entretenimiento como en organizaciones gubernamentales. Nada de eso era. 

Encontrar mi pasión de vida combinada con mi desarrollo profesional implicó el probar distintas opciones, ?probar? como la analogía que te cuento de encontrar las gotas de la felicidad respecto a tu alcohol favorito, que en mi caso ?por si te da curiosidad? te cuento que es el vino. Experimentar distintos trabajos, en áreas diferentes, fue un proceso para descubrir lo «que te mueve», o para lo que estás hecha. Pero, para que encuentres las gotas de la felicidad en tu ruta profesional toma en cuenta que tendrás que tener claro que no es lo mismo lo que te gusta que para lo que eres buena, ni eso a lo que es tu pasión. 

Aquí tres rutas de acción para el proceso: 

1. Acción

Involúcrate en la mayor cantidad de actividades además de la escuela, trabaja o haz más prácticas profesionales de las que te solicitan. Prueba, prueba, prueba. Para que entonces luego puedas decidir. 

2. Conoce personas nuevas

Mantén la apertura para conocer a personas con intereses distintos a los tuyos. El día de mañana en tu trabajo vas a formar equipos con personas de áreas distintas y esta apertura te va a servir y mucho. 

3. Disfruta todo

Ama el camino sin exigirte tanto, pero sí tómalo con responsabilidad. 

Tu trabajo también tendrá que ver con la felicidad, cuando conectes eso te sentirás plena. En tu interior sabrás que vas por buen camino. Las gotas de la felicidad se disfrutan poco a poco, de la misma forma en cómo disfrutarás tu camino con tu primeras experiencias en la construcción de tu vida profesional. 

Siguiente


Sugiere un tema